T Golf: En primer lugar, gracias por dedicarnos tu tiempo y permitirnos formar parte de algo tan importante. Nos sentimos afortunados de ayudar a difundir el gran trabajo que estáis haciendo aquí. Para empezar, ¿podrías contar a nuestros lectores un poco sobre Rancho Fino?

Rancho Fino: El proyecto surgió por accidente. Empecé a rescatar un caballo hace cinco o seis años. Sin planearlo llegaron más caballos. No tengo ningún empleado, trabajo sola o con “workaway.info”, que es una plataforma de gente que se ofrece voluntaria. Vienen, viven conmigo, ayudan un tiempo y luego se van. Los voluntarios vienen de Holanda, Inglaterra, Estados Unidos, etc.

T Golf: Háblanos de los orígenes de Rancho Fino. ¿Cómo se decidió a iniciar este digno proyecto?

Rancho Fino: En realidad no lo decidí. Simplemente ocurrió. Los animales vienen a mí. La gente me llama y me envía correos electrónicos preguntando si puedo acoger a tal o cual animal. Y a partir de ahí creció el rancho.

T Golf: ¿Cómo encuentras los caballos que acaban aquí?

Rancho Fino: Una vez me contactó un excursionista que encontró un caballo atado a un árbol. Otros tres son caballos de trote que ya no ganaban carreras, por lo que el dueño los llevó a una cuadra privada, los dejó allí y nunca regresó ni pagó su mantenimiento, así que me llamaron de la cuadra y aquí están.

T Golf: También has encontrado un hogar seguro para perros maltratados. ¿Cómo decidisteis acoger también a perros y cómo es su vida aquí?

Rancho Fino: Tengo un perro que tiene un tumor porque estuvo encadenado durante diez años tumbado en un suelo de cemento. Me encantaría poder operarlo, pero no tengo recursos.

T Golf: Debe costar muchísimo dinero mantener a estos caballos. ¿Cómo puede participar el público en la financiación del rancho?

Rancho Fino: Ahora ofrezco paseos a caballo para ganar algo de dinero para cubrir los gastos. También tenemos “Jornadas de Puertas Abiertas” cada seis semanas, hacemos barbacoas que son ideales para las familias. Pagan 10 euros por persona y los niños pueden jugar con los animales.

T Golf: La expresión “siempre hacemos daño a los que queremos” parece muy apropiada en este caso. Los caballos y los perros son dos de los amigos más cercanos al hombre y, sin embargo, a menudo se les maltrata, ¿por qué cree que es así?

Rancho Fino: Parte de los animales están muy enfermos. Tengo un perro con un tumor, un caballo con cáncer en la cola, un perro ciego, otro perro maltratado después de estar muchos años con una cadena y como consecuencia tiene los músculos atrofiados. Soy consciente de que no encontraré familias para una gran parte de los animales que tengo aquí y que están enfermos, pero para cuidarlos necesito dinero para ponerles sus inyecciones y darles sus medicinas. Es muy triste que la gente haga esto a animales tan nobles.

T Golf: Mirando al futuro, ¿cuál es tu sueño para Rancho Fino?

Rancho Fino: En un sueño veo este lugar limpio, con menos arbustos y áreas adecuadas para los diferentes animales. Me encantaría tener agua caliente y ventanas con vidrio, ya que las tengo sólo bloqueadas con un pedazo de madera. Sueño con tener medicinas para los animales enfermos y comida para todos. Estos animales han sufrido mucho y sueño con crear un lugar donde puedan vivir felizmente lo que les queda de vida.